El Síndrome de Pica


La mente humana es sumamente compleja y, a veces, adquiere extraños comportamientos. No son pocos los trastornos mentales que podemos llegar a padecer, y muchos tienen que ver con la alimentación. De todos ellos, quizá el Síndrome de Pica (o Seudorexia) sea uno de los más misteriosos y frecuentes.

En qué consiste el síndrome de Pica

Este curioso nombre nada tiene que ver con el palo de la baraja francesa. Pica es el nombre en latín que tiene la urraca, un pájaro que, entre otras cosas, tiene como característica el comer sustancias que no son alimentos. Y en eso consiste básicamente esta enfermedad: la persona afectada, por razones que aún se desconocen, ingiere objetos o sustancias no comestibles.

urraca pica pica
La urraca común (pica pica) da nombre a este curioso síndrome
Crédito: MabelAmber

Las más comunes son tierra, yeso, papel, pelo, tiza, etc. Se trata de un comportamiento que es bastante común en niños. Se estima que uno de cada tres niños entre uno y seis años ha comido tierra u otras sustancias parecidas, de forma frecuente. También se presenta a veces en embarazadas, discapacitados intelectuales y personas autistas.

Las personas que sufren este trastorno no son capaces de explicar el por qué de su comportamiento. «No sé por qué lo hago«, «Es algo impulsivo«, «Sé que me hace daño, pero no puedo dejar de hacerlo«. Son comentarios frecuentes.

Sustancias ingeridas más comunes

Entre la inmensa cantidad de objetos y sustancias que los afectados por el Síndrome de Pica pueden tomar, las más frecuentes son:

  • Tierra, arena o barro (Geofagia).
  • Cristales (Hyalofagia).
  • Piedras (Litofagia).
  • Pelo humano o animal (Tricofagia).
  • Papel en todas sus versiones (Papirofagia).
  • Jabón (Sapofagia).
  • Ceniza (Estacofagia).
  • Pintura, yeso, cemento, tiza y otras sustancias semejantes.

Estos son solo ejemplos, pero hay personas que realmente se llevan a la boca cosas que a los demás nos pondrían los pelos de punta, como la mujer que se comía poco a poco las cenizas de su difunto marido.

Posibles causas

Aún no se ha descubierto una causa clara que explique este comportamiento, aunque hay documentos que indican que ya se daba en tiempos de la antigua Grecia. Al parecer, este fenómeno tampoco tiene bases sociales, ya que está presente en prácticamente todo el planeta. Además, como ya he mencionado, hay animales que comen estas sustancias, aunque para la mayoría de los casos se ha encontrado una explicación. Caballos, perros, vacas, ovejas, gallinas, etc. son claros ejemplos.

En el caso de los humanos, existen varias teorías, pero ninguna completamente aceptada. Por ejemplo, hay expertos que piensan que se debe a deficiencias nutricionales. La persona tendría una falta importante de minerales, como zinc o hierro, y su cuerpo de forma inconsciente intenta compensar esta carencia comiendo tierra por ejemplo.

También se cree que los niños pequeños, en plena etapa de experimentación sensorial, gustan del sabor, textura u olor de sustancias que no son precisamente alimentos.

sindrome de pica en bebes
Los niños de corta edad suelen experimentar comiendo de todo lo que encuentran
Crédito: Tyca

A adultos con algunas alteraciones psicológicas, o con episodios frecuentes de ansiedad, se ha comprobado que la ingesta de ciertas sustancias les aliviaba ese estrés.

Consecuencias para la salud

En la mayoría de los casos, la persona con síndrome de Pica no sufre un daño grave en su organismo. Pero sí puede presentar diversas complicaciones, como por ejemplo:

  • Estreñimiento.
  • Carencias nutricionales.
  • Obstrucción del tubo digestivo.
  • Úlceras estomacales.
  • Envenenamiento por metales pesados, como el plomo de la pintura.
  • Infecciones parasitarias.
  • Daños en dientes y encías.

Tratamiento del Síndrome de Pica

Según los expertos, este trastorno suele ser consecuencia de otros problemas subyacentes, la mayoría psicológicos. Por lo tanto, el tratamiento por un especialista es la clave para la vuelta a la normalidad. Antes, por supuesto, habrá que asegurarse de «limpiar» bien el cuerpo del paciente. Se pueden realizar desde lavados gástricos, hasta análisis de heces para localizar parásitos. Incluso en casos más graves es posible que la persona necesite una operación, o un tratamiento contra intoxicación de metales pesados como el plomo.

sindrome pica comer pintura
Por el plomo presente en algunas pinturas, es una de las sustancias más peligrosas de ingerir.
Crédito: Emiliyam

Mientras el afectado sigue el tratamiento psicológico para modificar su conducta, aún es posible que recaiga a escondidas, y por ello es necesario hacer análisis y controles frecuentes. Además, tendrá que seguir una dieta específica para corregir las posibles carencias nutricionales, que seguramente tendrá.


También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.