¿Cuál es el origen de la palabra proletariado?


Mucha gente creerá que la palabra proletariado tiene su origen en el famoso «Manifiesto Comunista» de Marx y Engels de 1848, pero quien piense eso está muy equivocado. Es mucho, pero mucho más antiguo. Sigue leyendo y te sorprenderás.


Qué es el proletariado

Actualmente identificamos al proletariado con la case trabajadora: las personas que no tienen negocio propio y trabajan por cuenta ajena, en la empresa de otro. Es el significado aceptado por la RAE y el que te va a responder cualquier persona a la que preguntes.

Concretamente, se podría decir que lo conforman las personas que están contratadas por alguna empresa u otra persona. Así, por ejemplo, un autónomo que trabaje por cuenta propia no formaría parte del proletariado. Sólo lo harían las personas asalariadas.

Ha sido un sector social que ha sufrido bastante a lo largo de la historia, que ha tenido que luchar poco a poco por tener mejores derechos (y lo sigue haciendo), y que ha sido y será parte fundamental del desarrollo de un país. Pero ya trataré ese tema en otro momento, y vamos al grano: ¿de dónde viene realmente esa palabra?

El verdadero origen de la palabra proletariado

Etimológicamente, «proletario» viene del latín «proletarius», derivación de «proles», que significa «hijos». De hecho, actualmente la RAE define «prole» como el linaje, hijos o descendencia de alguien. ¿Pero entonces, qué tienen que ver los hijos con pertenecer a la clase obrera?

Hay que remontarse muchos años atrás. En la antigua Roma Republicana, cada sector de la sociedad aportaba algo al estado, en mayor o menor medida. Pero había una parte de la población que no tenía bienes algunos, ni siquiera tierras, y sólo podía colaborar al estado engendrando hijos, que sirvieran posteriormente al ejército.

ejercito romano
El ejército romano necesitaba constantemente de nuevos soldados.
Crédito: Sprachprofi

Aunque esto no pudo ser posible hasta la reforma que realizó Cayo Mario en el año 107 a.C., ya que antes de esa fecha las clases más bajas, sin posesiones, no podían formar parte del ejército. Cayo se dio cuenta que Roma necesitaba muchos, pero muchos soldados, así que tomaron importancia los proletarios (proletarii), encargados de engendrar muchos hijos para luchar por el Imperio. Eso era lo poco (o mucho) que podían aportar por Roma. Se podía decir que era su forma de pagar impuestos.

Adaptación del término por Karl Marx

Con los años, sobre todo durante la Edad Media, el término se dejó de usar, para luego reaparecer en la Inglaterra del siglo XVI. Aunque el concepto actual lo recuperó Karl Marx, que fue quien le dio el sentido exacto que tiene hoy: el proletariado es la clase más humilde de los trabajadores, que no pueden ofrecer otra cosa a la sociedad que su mano de obra, a la vez que engendrar hijos que hagan lo mismo que ellos: trabajar para los demás.

Marx recuperó esta término para enfrentarlo a la burguesía, esto es, la clase social poseedora de los medios de producción y base del capitalismo. Según el filósofo, ambas clases tienen intereses antagónicos y están en una constante lucha de polos opuestos. Unos quieren sueldos más altos y más derechos, mientras que los otros lo impedirán a toda costa. Aunque no es objetivo de este artículo profundizar en el marxismo, cosa que quizá haga en otro momento.

karl marx
Karl Marx, odiado por unos, venerado por otros.
Crédito: diema

Si te ha gustado conocer el origen de la palabra proletariado, comparte este artículo.

Crédito de la imagen de cabecera: MarkoLovric


También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.