¿De qué color es el Sol?

La respuesta científica es que el Sol es de todos los colores. Los instrumentos de medición así lo aseguran. Aunque para el ojo humano, que solo distingue una parte del espectro de la luz, el Sol se debería ver blanco. ¿Por qué lo apreciamos amarillo entonces? Pues porque estamos en la Tierra, bajo la atmósfera. Te resuelvo esta pregunta y otras más acerca de qué color es el Sol en este artículo.


Todos los colores del Sol

Como acabo de mencionar, nuestro astro rey es realmente blanco, ya que su luz está compuesta por todos los colores. Créeme. Esto puedes comprobarlo cada vez que sale un arcoíris después de haber llovido. Ya sabes que se produce por la existencia de minúsculas gotas de agua en el aire, que refractan y dispersan la luz del Sol, y hace que se separe en sus componentes de colores puros. Cada color puro tiene una frecuencia de onda distinta, y nuestro ojo ve esas diferencias, interpretándolas como colores.

arcoiris
¿Sabes que cada persona ve su propio arcoiris? Ya te contaré otro día por qué…
Crédito: brigachtal

Este efecto es semejante al obtenido al pasar un rayo de luz por un prisma, experimento que habrás visto alguna vez. Esto demuestra que la luz del Sol está compuesta por todos los colores, y además en proporciones (casi) iguales, y por eso lo vemos blanco. Si alguno de esos colores predominara sobre los demás, entonces veríamos la luz de esa tonalidad.

Ahora, para poder seguir con la explicación, necesito hablarte de espectros. Y no te asustes, que no me refiero a fantasmas.

El espectro de la luz solar

Volvamos al experimento del prisma. La luz que entra en él se separa según su frecuencia, y se obtiene una gama visible de colores, que van desde el rojo (con la frecuencia más baja), al violeta (frecuenta más alta). Y esos son los que vemos nosotros, pero no son los únicos. Porque hay más «colores» que nuestro ojo no puede apreciar. Más abajo en frecuencia aún que el rojo se encuentra el «infrarrojo», y más alto que el violeta está el «ultravioleta», por dar dos ejemplos. Son tonalidades que solo podemos imaginar, ya que ningún humano jamás los ha visto con sus propios ojos.

Pues bien, tanto la gama de colores (o frecuencias) que vemos, como la parte que no vemos de un haz de luz se llama espectro. Y se trata de un concepto sumamente importante en la física y en la astronomía. Por ejemplo, gracias al espectro de la luz que nos llega reflejada de otros planetas distantes, podemos conocer la composición de su atmósfera. Aunque eso será tema de otro artículo.

prisma descompone la luz
Un prisma puede descomponer la luz. Tu propio arcoíris de bolsillo.
Crédito: BlenderTimer

Lo importante, lo que me interesa que sepas ahora es que la luz que nos llega del Sol tiene un espectro casi puro. Es decir, contiene todos los colores en más o menos la misma cantidad, y por eso realmente el Sol es blanco. Por otro lado, recuerda que las tonalidades rojas tienen frecuencias bajas (con longitudes de onda más largas), mientras que las azules tienen frecuentas altas (con longitudes de onda más cortas).

Con esto entendido, puedo continuar.

¿Por qué vemos el Sol de color amarillo?

Como ya he anticipado al principio, para que llegue la luz del Sol a nuestros ojos, antes ha debido cruzar la atmósfera de la Tierra. Y la composición de nuestra atmósfera altera estos rayos de luz en su camino. Los componentes con longitudes de onda más cortas (azules), se van a dispersar con más facilidad y rapidez que los componentes con longitudes de onda más largas (rojos).

Esto genera dos efectos: por un lado, la luz que llega a nuestros ojos tiene una pequeña carencia de componente azul, y por eso la vemos el Sol amarillo. Por otra parte, toda la parte azul de esa luz que se la atmósfera ha dispersado es la que crea el bonito color de nuestro cielo. ¡Oh sorpresa! Ya puedes desechar de tu mente esas falsas ideas de que el cielo refleja el azul del mar y otras paparruchas semejantes. ¡Esta es la verdadera razón!

luz del sol color amarillo y azul
Puede no gustarte la física, pero es la responsable de bellezas como esta.
Crédito: jinsngjung

Pero ahí no queda la cosa: habrás notado que al amanecer y al atardecer, el Sol es más anaranjado. La razón es la misma: en ese momento, la luz de nuestro astro rey tiene que recorrer casi 10 veces más atmósfera para llegar a nuestros ojos, que cuando está en lo alto. Por ello, se dispersan aún más componentes azules e incluso verdes. El tono que se ve entonces es mucho más rojizo.


Con esto, espero haber aclarado tus dudas acerca de qué color es el Sol, y por qué lo vemos así. Si te ha gustado el artículo, compártelo con tus amigos y en redes sociales, y disfruta de más ciencia en la Saberoteca.


Crédito de la imagen de cabecera: NASA/SDO/AIA

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.