10 datos sobre el cinturón de asteroides


A unos 450 millones de kilómetros del Sol, entre Marte y Júpiter, se encuentra una zona del espacio plagada de multitud de objetos celestes. Hoy te traigo 10 datos sobre el cinturón de asteroides.

Origen del cinturón de asteroides

Lo más probable es que el cinturón de asteroides esté compuesto por restos de planetas que no se llegaron a formar. Nuestro Sistema Solar se creó a partir de una nebulosa primigenia, dentro de la cual poco a poco fueron formándose el Sol y los planetas. El resto de materia que no pudo juntarse en un cuerpo de mayor tamaño, fueron quedando atrapados en esta zona. Se cree que la gran influencia gravitatoria de Júpiter fue la culpable de este proceso.

Hay quien piensa que estos objetos son el resto de un antiguo planeta, que fue destruido, aunque esta teoría ha sido descartada por la mayoría de los expertos.

¿Qué tamaño tienen los asteroides?

Se trata de objetos de diferentes tamaños. El mayor de los asteroides (Ceres) mide 950 kilómetros de diámetro, y se estima que sobre un millón de ellos tienen más de un kilómetro de diámetro. De todos, unos 200 tienen un diámetro mayor de 100 kilómetros. Los más pequeños no tienen más tamaño que el de una partícula de polvo. La mayoría están formados por roca o hielo.

asteroide Vesta NASA
Imagen del asteroide Vesta.
Crédito: NASA

Algunos de los asteroides incluso pueden tener sus propias lunas. Eso sí, pequeñitas.

Es difícil chocar con uno

Aunque existen muchos asteroides en esta zona, y en libros y películas los veamos representados muy juntos, en realidad no es así. El cinturón es bastante grande, por lo que los objetos se encuentran bastante separados entre sí. Esto permite pasar sin problemas y con un mínimo de cuidado a naves espaciales.

Es una fuente de meteoritos

De vez en cuando, algunos de estos asteroides se escapan y son un peligro real para la Tierra. Desde aquí se monitorizan y controlan constantemente, aunque no es tarea fácil, sobre todo si se trata de rocas de pequeño tamaño. Hay que tener en cuenta que la órbita de muchos de estos asteroides coincide en algunos puntos con los de la Tierra. Nuestro planeta, como los demás del Sistema Solar, ha recibido multitud de impactos de asteroides desde su formación. De hecho, a diario entran en la atmósfera multitud de pequeñas piedrecitas del espacio exterior (unas 100 toneladas), aunque la gran mayoría de ellas no llegan a tocar la superficie.

En 1908, en Tunguska, una zona despoblada de Rusia, cayó uno de los asteroides más grandes de nuestra historia reciente. Se estima que medía unos 37 metros de diámetro. Su explosión fue 185 veces mayor que la bomba atómica de Hiroshima. Así que cuidado con ellos, ya que el 99% de los meteoritos que alcanzan nuestro planeta vienen del cinturón de asteroides.

meteorito tunguska
El efecto devastador del meteorito que cayó en Tunguska en 1908.

Dentro está el planeta enano Ceres

Es el mayor asteroide de todos, descubierto en 1801 por Giuseppe Piazzi. Su masa equivale a la tercera parte de todos los objetos del cinturón. Su nombre, Ceres, era la diosa romana de la agricultura y la fecundidad. Es casi esférico, al contrario que la gran mayoría de sus compañeros, que tienen formas bastante irregulares.

superficie del planeta enano ceres NASA
Detalle del cráter Ocacator de la superficie del planeta enano Ceres.
Crédito: NASA

En 2006 fue clasificado como planeta enano por la Unión Astronómica Internacional. Dentro del cinturón, le siguen en tamaño los asteroides Vesta, Pallas e Higía. De este último se está planteando su inclusión también como planeta enano.

Miles han sido nombrados y estudiados

La palabra «asteroide» significa «forma estelar«, y es un término acuñado por el astrónomo William Herschel. Los primeros descubiertos, en el siglo XIX, recibieron nombres de diosas griegas y romanas: Juno, Vesta, Ceres, Iris, Flora, etc. Pero cada vez iban apareciendo más y más, y empezaron a faltar los nombres. El primer asteroide que no se llamó como una diosa clásica fue Isis, en 1852. Así, se abrió la veda en la que entró la mitología nórdica (Freya, Friga), nombres bíblicos (Miriam), personalidades históricas (Columbia por Cristóbal Colón), celebridades ( Audrey Hepburn, Freddie Mercury), etc.

Desde 1925, debido a la gran cantidad de estos objetos que se aparecían, empezaron a nombrarse de forma inicial con un código formado por el año y quincena de descubrimiento, y un número. Después, el descubridor tiene un plazo de 10 años para asignar un nombre definitivo al asteroide.

Ha sido explorado por varias naves

Esta zona ha sido bastante explorada. El primer acercamiento lo tuvo la sonda Galileo, mientras iba de camino hacia Júpiter en octubre de 1991. Logró situarse a 1.600 kilómetros del asteroide Gaspra, y pudo obtener información detallada del mismo. Poco después, en agosto de 1993, la misma sonda pudo estudiar otro de los asteroides: Ida. Uno de los descubrimientos más sorprendentes fue que Ida tenía un pequeño satélite orbitando a solo 100 kilómetros sobre él.

Posteriormente se han enviado bastantes naves a estudiar distintos asteroides, llegándose a situar a pocos kilómetros de ellos y obteniendo increíbles fotografías. De entre ellas, la sonda especial Dawn de la NASA, enviada en 2007, ha podido estudiar Vesta y especialmente Ceres, ya que se encuentra orbitándolo desde 2015.

Recientemente el satélite de la Agencia Espacial Europea Gaia, tras varias mediciones y observaciones, ha generado una ingente base de datos con los movimientos de estos cuerpos celestes. Con toda esta información, la Agencia ha podido elaborar una imagen que representa las órbitas de más de 14.000 asteroides alrededor del Sol.

orbitas asteroides gaia esa
Representación de la órbita de más de 14.000 asteroides.
Crédito: Agencia Espacial Europea (ESA)

En el futuro podría usarse como fuente de recursos

Los asteroides que conforman el cinturón están hechos de rocas de carbono y elementos minerales como hierro, níquel, platino, oro, iridio, paladio, magnesio, rodio, etc. De uno solo de ellos que tuviera un kilómetro de diámetro, se podrían extraer hasta 30 millones de toneladas de níquel , 1.5 de cobalto y 7.500 de platino. Pero eso no es nada. La NASA estima que la riqueza mineral del cinturón de asteroides en su conjunto, sería superior a los 100.000 millones de dólares por habitante de la Tierra. Por lo tanto, numerosas empresas ya han puesto su punto de mira en la explotación de estos objetos, que en principio no tienen dueño.

Una de las ideas de la NASA es capturar uno de estos asteroides, trayéndolo hacia la órbita de la Luna. Una vez allí, se enviarían astronautas a su superficie para realizar pruebas de minería. La tecnología ya se está desarrollando.

No es el único cinturón de asteroides conocido

Aunque en este artículo nos hemos referido siempre al cinturón de asteroides principal, resulta que no es el único. Por ejemplo, en una zona comprendida entre 35 y 100 unidades astronómicas del Sol, se encuentra el cinturón de Kuiper. Para quien no lo sepa, una unidad astronómica es una medida de distancia que equivale a la que hay, de media, entre la Tierra y el Sol: más o menos 150 millones de kilómetros. El cinturón de Kuiper está plagado de pequeños objetos helados, y se le considera una especie de vivero de nuevos cometas.

10 datos sobre el cinturón de asteroides
Representación gráfica del Cinturón de Kuiper.
Crédito: NASA

Por otro lado, y mucho más lejos, entre 20.000 y 150.000 unidades astronómicas, se encuentra la llamada nube de Oort. Su diámetro es 1.000 veces mayor que la distancia entre el Sol y Plutón. Son los últimos restos de la nebulosa inicial a partir de la cual se formó el Sistema Solar.

Tienen un día al año dedicado a ellos

El 30 de junio está establecido como el Día Internacional del Asteroide. Se escogió esa fecha para conmemorar la citada caída del meteorito de Tunguska. El objetivo es ser una campaña de concienciación para involucrar y educar al público sobre las oportunidades y riesgos de los asteroides. A lo largo de todo el planeta se celebran distintos eventos, como transmisiones en vivo, mesas redondas con astronautas y astrónomos, etc.

¿Qué te han parecido estos 10 datos sobre el cinturón de asteroides? ¡Espero tus comentarios!

Crédito de la imagen de cabecera: NASA


También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.