Suicidio asistido


Para resolver un acertijo de pensamiento lateral, es necesario pensar de forma no convencional, buscando caminos alternativos. Esto es lo que debes aplicar para solucionar este enigma: suicidio asistido.


Cuando el agente Smith llegó al lugar, se encontró una imagen dantesca: un hombre, sentado en la silla de su oficina, tenía un disparo de bala en la sien. A su lado, en el suelo, un arma de fuego, con la que supuestamente se había quitado la vida. La pared estaba llena de sangre, provocada por el impacto. Aparte de eso, toda la habitación parecía bien ordenada, más de lo normal. Inspeccionando el lugar, el agente vio un pequeño magnetófono, con una cinta dentro. Instintivamente, pulsó el botón de Play, y los allí presentes pudieron escuchar la voz del fallecido, explicando sus razones para suicidarse: al parecer estaba pasando por una importante depresión, provocada por su reciente divorcio. Acto seguido, se oye un disparo, y luego silencio. Todo parece indicar que, efectivamente, se trata de eso: un suicidio.

Pero a Smith no se la dan con queso, y tiene la certeza de que el hombre no se ha quitado la vida a sí mismo, sino que alguien lo ha asesinado. ¿Puedes decirnos cómo llegó a esta conclusión?


Abre para ver la solución
Aunque existen varios indicios que pueden llevar a pensar que no había sido un suicidio, el más claro de todos es que, cuando llegó el agente Smith, ¡la cinta estaba rebobinada! Obviamente, era imposible para el fallecido haber realizado la grabación, disparar, y rebobinar la cinta después. Por lo tanto, otra persona lo había hecho: el verdadero asesino.

Crédito de la imagen de cabecera: PDPics


También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.