Acertijo del ritual

El acertijo del ritual te va a poner a prueba más de lo normal, ya que es un poco más difícil a lo que os tengo acostumbrados. Mantén la mente abierta, y explora todas las posibilidades. ¡A ver si lo resuelves!


Hace muchos, muchos años, cierto brujo se disponía a realizar un importante ritual de invocación muy peligroso. Todos los detalles del mismo tenían que cuidarse a la perfección: la disposición de los elementos, la cantidad de los ingredientes, las palabras a decir, y el tiempo invertido. Cualquier pequeña variación podría derivar en un desastre.

El brujo lo tenía todo bien preparado, salvo una cosa: no disponía de reloj alguno que le permitiera medir el tiempo, y el ritual debía durar 45 minutos exactos. Lo que sí tenía era un par de velas artesanales que compró en el mercado negro. Según el vendedor, cada una de las velas tardaba exactamente una hora en consumirse del todo.

velas artesanales
Para resolver el acertijo del ritual, ten en cuenta que las velas son artesanales, ¡no había fábricas entonces!
Crédito: FelixMittermeier

El problema era que no podía realizar mediciones sobre ellas, ya que al estar hechas a mano y tener irregularidades, su velocidad de consumo no era perfecta ni medible. Nada aseguraba que a los 30 minutos de estar encendida, la vela haya llegado justo a la mitad. Es decir, podría tardar 33 minutos en consumirse la primera mitad, y 27 minutos la segunda, o al revés. Era imposible saberlo. Además, cada vela era diferente y el patrón de una no tenía por qué darse en la otra. Sin embargo, nuestro brujo era muy inteligente e ideó una forma de calcular esos 45 minutos a la perfección, usando ambas velas.

¿Cómo lo hizo?


Abre para ver la solución
Para contar exactamente 45 minutos, el brujo hizo lo siguiente: primero colocó ambas velas de forma que no se tocaran. Luego, encendió una de las velas, por ambos lados a la vez, y la segunda sólo por uno de sus lados. Cuando la primera vela se consumió entera, entonces sabía que habían pasado 30 minutos. Justo en ese momento, encendió también el segundo lado de la otra vela, para la cual se habían consumido también 30 minutos, por lo que le quedaban otros 30. Pero como ahora estaba encendida por ambos lados, sólo tardaría 15 minutos en terminar de consumirse, con lo que la suma total de tiempo sería de 45 minutos.

Si te ha gustado el acertijo del ritual, comparte con tus amigos y recuerda que tienes muchos más en la sección de enigmas de la Saberoteca.

Crédito de la imagen de cabecera: Desestrose7

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.